El papel de la industria

En la columna Colombia atrás en la batalla contra el plástico publicada por El Diario La República, la columnista Silvia Gómez afirma que la industria del plástico se opone a ayudar al medioambiente del país.

Su tesis se centra en una demanda que hizo Acoplásticos a la Alcaldía de Santa Marta por una ley que prohibía el uso de plásticos de un solo uso. Igualmente, expone que mientras otros países avanzan en legislación para prohibir o limitar el plástico, el nuestro parece retroceder.

Pues bien, en entradas anteriores expusimos que, existen ciertos plásticos de un solo uso como aquellos en los que se envuelven los alimentos en los supermercados, los cuales, aunque han causado indignación, ofrecen una solución altamente eficiente para alargar la vida útil del producto a menor precio, lo que influye en la alimentación y el bolsillo de millones de colombianos de estratos medios y bajos.

No conviene a la discusión sobre el plástico, presentar a la industria como enemiga, cuando las soluciones que se plantean no cuentan con estudios adecuados que permita  sustituir el plástico, con un componente que no genere ningún tipo de huella ecológica, y eso hasta el momento, no se ha inventado.

Debemos unir esfuerzos para disminuir el consumo de plástico y reciclar lo que más podamos. Para ello, de nada sirve la prohibición, cuando no se cuenta con la educación ni la estructura normativa que permita el avance hacia una economía circular, en la que todos somos conscientes de nuestro papel en la cadena productiva, lo que permite crear prácticas para reutilizar los materiales que por su composición, pueden contaminar cuando no se dispone adecuadamente de ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.